Si te cuesta mucho perdonar a tu madre, analiza esto

Las relaciones entre padres e hijos muchas veces se pueden tornar compleja por la convivencia. También por distintas personalidades o comportamientos los cuales se suelen asociar a un patrón característico de las madres (algunas son posesivas, frías, distantes emocionalmente, negativas, sobreprotectoras, agresivas, dependientes).  Aquí la importancia de perdonar a nuestra madre.

El rencor hacia una madre tiene un gran peligro, y es que puede interferir considerablemente tanto en nuestra vida diaria como en una futura relación con tus hijos. De aquí la importancia de superar el dolor, perdonar y fluir con la vida.

Quizás para muchos es más fácil señalar que ponerse en los zapatos de la otra persona, y más aún, si se trata de nuestra madre, aquella con la que nuestra relación no ha sido para nada buena. Pero, no solo se trata de ‘ponernos en el lugar de nuestra madre’ es ir mucho más profundo… Conocer su historia, su niñez, comprender la raíz de su comportamiento, analizar su proceso.

Es importante este proceso para sanar y liberar la rabia y/o el dolor que sientes hacia ella. Si te cuesta mucho perdonar a tu madre, analiza lo siguiente:

⇒ No has entendido, comprendido o conocido la historia de su niñez. Posiblemente, ella tenga heridas de abuso, maltrato físico o psicológico, etc.

⇒ No conoces la historia de tu abuela materna. Ese es el inicio de todo en tu vida, desde el proyecto sentido ya llevas en tu mente inconsciente y en tu útero información positiva o negativa de tu abuela. Cuando conoces la historia de tu abuela puedes soltarla.

Pregúntate

¿Mi mamá alguna vez ha tomado un libro de autoestima, de superación personal, se ha interesado por sanar su vida y sus dolores?

Si tu respuesta es No, no podemos exigirle a alguien que sea de una forma, si nunca ha trabajado en ello.

Mira lo positivo

Si ves solo cosas negativas en ella y no ves nada positivo. Te cierras solo a la rabia y al dolor que sientes por ella, y eso es lo que te impide soltar y sanar.

La culpas de todo lo que te ha sucedido, de lo que vives actualmente y de los fracasos que tienes o has tenido en tu vida.

Aún sigues viviendo con ella. Por ende, si ella es una persona que nunca ha perdonado y siempre vive en rencor, te costará perdonarla. Recuerda, serás una copia de tu mamá hasta que no cambies.

Tienes heridas muy fuertes con ella como abandono, rechazo, maltrato físico y psicológico que harán que niegues que eres hija de ella, si no sanas estas heridas probablemente nunca la aceptes.

 

⇒ Con información de @sanandoconmimi
Terapeuta de sanación

Denisse Espinoza


Cart
  • No products in the cart.