Coco Pallet, hecho de residuos de coco para reemplazar la madera y salvar los árboles

En la actualidad, todos sabemos que casi el 46% de los árboles del mundo han sido talados. Asimismo, se sabe que cada año se utilizan 1.700 millones de pallets de madera para enviar mercancías desde Asia hacia el resto del mundo.

Cada año se talan 170 millones de árboles para fabricar pallets de exportación de un solo uso. Esto ya ha ocasionado escasez de madera en el sudeste asiático. Por fortuna, CocoPallet, una empresa holandesa que adopta un enfoque de economía circular, ha desarrollado y patentado un prototipo de pallet 100% biológico para el transporte de bienes, hecho de residuos de cáscara de coco.

La técnica para producir CocoPallet fue desarrollada originalmente por investigadores de la Universidad de Wageningen de Holanda.

En 2010, Michiel Vos, emprendedor especializado en economía circular y productos biológicos, fundador de CocoPallet, se sumó al trabajo de la Universidad y logró transformar la innovación tecnológica en un proyecto emprendedor y amigable con el medio ambiente.

Proceso de fabricación

Gracias a que se utiliza como aglutinante natural una macromolécula llamada lignina, no hay necesidad de usar resinas sintéticas. De hecho, estas resinas son las utilizadas normalmente en los pallets de madera.

Además se trata de un pallet biodegradable, libre de aditivos y pesticidas. Aun cuando se fabrica para la exportación, después de su uso puede reciclarse y ser triturado para usarse como fertilizante orgánico natural.

Los Pallets de coco se producen cerca de la fuente de los residuos, creando ingresos adicionales para los agricultores. Además, los agricultores pueden dejar de quemar las cáscaras de coco, reduciendo la contaminación del aire.

Los Pallets de coco son biológicos porque solo contienen fibras naturales y lignina, mientras que los Pallets corrientes de madera prensada, además de ser más caros, contienen resinas sintéticas. Tampoco requieren pegamento porque la cáscara de coco tiene su propio pegamento natural llamado lignina, que se activa cuando se muelen la cáscara de coco y se presionan a altas temperaturas. Además, son resistentes a la humedad y las termitas, factores clave para el uso en áreas tropicales.

Después de su uso, los Pallets se pueden triturar, reciclar o compostar. La compañía también está explorando formas de usar el material para mejorar el suelo, para dar un mayor valor agregado a esta biomasa. Estos Pallets tienen ventajas importantes también desde el punto de vista del transporte de mercancías porque son más fuertes y livianos, son ignífugos y, gracias a un diseño especial, también son más fáciles de apilar, por lo que ocupan menos espacio. Sobre todo, son más baratos y un precio más bajo siempre es el mejor argumento de venta para un producto sostenible.

 

 

 

→ Con información de Ideas Online, Cocopallet y Ecoinventos

Denisse Espinoza


Cart
  • No products in the cart.